“Marqués de Griñan”, avinagrado y peleón.

El Marqués en su Palacio de San Telmo

Las últimas añadas del Marqués no han salido buenas. El resultado ha sido un caldo avinagrado y peleón. Agrio al paladar, recio en su textura y con una sensación de agujas punzantes al final de la cata.

Para colmo de males, y en la expiración de su lamentable andadura, ahora se nos descuelga con otra mala producción de su morapio.

La Junta que preside, pretende establecer una indemnización de, como los anuncios de coches, hasta 1.800 € para las mujeres que, por razones políticas, fueron vejadas por el bando nacional durante la guerra civil española.

Como diría mi padre, Ilustrísimo señor y culto donde los haya, “¡y vuelta la burra al trigo!”.

Parece ser, a primera vista, que volvemos a reabrir viejas heridas de un pasado lejano que, la sociedad española del siglo XXI prefiere, sin rencor, no volver a abrir.

Según la “sumiller” del Marqués, la Sra. Begoña Alvarez, “Hemos querido que Andalucía haga justicia con las mujeres de su tierra, con todas las que sufrieron los horrores de la guerra, que todas los sufrieron, pero hubo otras que además de sufrir esos horrores fueron encarceladas, injustamente vejadas, sufrieron escarnios públicos, rapadas o fueron obligadas a tomar aceite de ricino [….]”.

En ningún momento pretenderé desde estas lineas negar lo evidente. Negar lo que la historia nos ha demostrado sería, por mi parte, absurdo y necio. Máxime cuando existen pruebas de ello. De hecho, permítanme presentarles dos imágenes de esos horrores.

 

 

 

 

 

 

Permítanme guardar silencio y no hacer ningún tipo de comentarios sobre las imágenes mostradas. Ellas por sí mismas lo dicen todo y, a buen entendedor…..

Mi abuela, a la que recuerdo con muchísimo cariño, fue una de esas mujeres encarceladas que sufrieron los horrores de la guerra. Si desean saber algo más sobre este tema, les emplazo a leer mi entrada Haciendo Memoria . La pega es que ella fue encarcelada por el “bando republicano” y, claro, aún habiendo sufrido esos horrores, si viviera, no tendría derecho a esa indemnización.

Más aún, estoy completamente seguro de que si mi abuela viviera le habría dicho al señor Marqués que se metiera los “hasta 1.800 €” por el culo. Que su honor, su memoria, su valor, su dignidad…. no se compran con dinero.

Serán pocas -debido al tiempo transcurrido- las mujeres que soliciten esta indemnización y menos las que la cobren. No sé cómo les van a pagar si la Junta no tiene un duro; a no ser que les paguen en “terrenitos”, hecho muy propio de los Gobiernos Socialistas.

Nuevamente el Marqués y su séquito de ineptos, utiliza la estrategia (esta vez usando viejas heridas) para comprar el voto de los andaluces. Nuevamente se nos vuelve a tomar por tontos y se insulta a nuestra inteligencia y a nuestra dignidad, intentando comprar votos por “hasta 1.800 €”. Aunque si bien es cierto, ya caimos en la trampa cuando nos compraron el voto por 400 €, todo hay que decirlo.

Así nos luce el pelo.

Anuncios

Cincuenta años y un día.

Desde que accedió a la Secretaría General del Partido Socialista Obrero Español han pasado 10 años y algo más de 6 desde que consíguió llegar a la Moncloa.

Viendo las canas, el incremento de las entradas, las nuevas arrugas, las bolsas de los ojos y la flacidez facial, es cierto que el poder desgasta.

Aunque el título de esta entrada parezca una condena, que bien podría serlo, hoy el Sr. Zapatero cumple cincuenta años y un día, nos guste o no.

Aún creyendo que él nunca lo reconocerá, tal y como decía el Catecismo de mi época, nació impuro y con Pecado Original. La Originalidad de su Pecado, permitanme el juego de palabras, no es nada comparado con todos los desastres de su trayectoria política, que si me apuran mucho tildaría de Pecados Mortales, de esos que el Cura al oirlos se santigua y te pone una penitencia de aquí te espero.

Son muchos los que comentan y recuerdan la trayectoria del Presidente para llegar a donde está y menos los que recuerdan su llegada por méritos propios. El acoso y derribo de personas de su partido más válidas que él, el divide y vencerás y saldrás más favorecido, incluso el rodearse de un equipo deficiente e ineficiente, casi tanto como él mismo,  para que acaten sus órdenes pero nunca sobresalgan y puedan convertirse en enemigos políticos, ha sido un trabajo arduo y diario en su quehacer como Presidente del Gobierno.

El mero hecho de hacer oposición a la oposición dice mucho de él y no bueno, precisamente.

El hombre que hace más de seis años encandiló a muchos españoles con su imagen reformista y moderada de la izquierda, con un bien hacer de dialogo y talante, se fue convirtiendo en un Mr. Hyde que en realidad nunca pretendió gobernar para todos los españoles, que engañó y que sembró la discordia allí donde pasó.

A los cincuenta años y un día,  el Señor Presidente tiene, entre otros, el triste honor de haber logrado dividir a la ciudadanía, a los españoles, al país. No ha querido gobernar, nunca ha querido gobernar, la confrontación entre españoles y el desafecto que ha profesado por cualquier idea de España le catalogan, entre otras cosas, como el peor Presidente de la Democracia.

La irrespondabilidad mostrada durante la actual crisis mundial que no está sabiendo solventar, llevan al Sr. Zapatero a dar un giro de 180º en todo lo relativo al gasto público. El despilfarro (más de 56.000 teléfonos móviles tiene la administración del Estado), las subvenciones (casi 6 millones de euros serán destinados este año a la Memoria Historica, entre otras)…. Sería casi imposible enumerar aquí todo el dinero despilfarrado por este Gobierno. Con la política económica del Gobierno, España este año dejará de estar defifnitivamente en los puestos de cabeza de la economía internacional.

La preocupación por el interés social, en contra de lo que parece gracias a la maquinaria propagandística del PSOE, ha dejado mucho que desear durante ambas legislaturas. El paro se situa en casi el 20% de la población activa y pese a las buenas noticias de estos días, todos sabemos que esos números son solo el espejismo del verano. El concubinato mantenido hasta el agotamiento con los dos grandes y nefastos sindicatos no le ha permitido (tampoco ha sabido) modificar la política económica hasta que no ha recibido fuertes tirones de oreja desde el extranjero. Sabiendo que las posibles soluciones se le estaban ofreciendo en casa desde la oposición y otros partidos integrantes de la Cámara baja.

La ineptitud de todo su gabinete, ya sea en Madrid como en las Autonomías, ha llegado incluso a extremos tales como que su Vicepresidenta Segunda no recibiese a su “amigo” el Sr. Griñan, a la sazón Presidente de la Junta de Andalucía (designado dedocráticamente por el Sr. Chavez), cuando la visitó en Madrid para intentar salvar CajaSur y que esta Entidad quedara en manos andaluzas. Griñán no tuvo lo que hay que tener (ni aptitud, ni actitud, ni capacidad, ni coj…) y se volvió para Sevilla con el rabo entre las piernas y la misma cara de siempre.

De ineptitud y desfachatez se anda sobrado cuando se manda al Sr. Chavez a triquiñuelear una hoja de ruta para el Estatut Catalán y sentarse con un señor que para unas cosas es socialista español, para otras socialista catalán, para algunas charnego y para otras codobés; pero que lo que mejor le sale es poner al gobierno de toda una Nación entre la espada y la pared con el beneplácito de su Presidente.

¿Se atreverá algún día el Sr. Presidente a hablar sobre una cuestión de confianza, no digo ya a someterse a ella?

Tras 50 años de vida creo que se cae en la tentación de mirar atrás para ver cómo se han hecho las cosas. Un consejo señor Presidente, no mire para atrás, no creo que le guste lo que vea.

Haciendo memoria.

Los que habitualmente me seguís recordareis que hace unos días publiqué una entrada en esta bitácora en la que se “tocaba” la Ley de la Memoria Histórica.

Agradezco todos los comentarios recibidos independientemente de que esté de acuerdo o discrepe con ellos. Es más, los que me conocen, aunque solo sea por aquí, habrán deducido a estas alturas que siempre que sea con educación y buenos modos, me gusta una discusión más que a un tonto dos palotes. Siempre procuro sacar algo positivo de un comenario aunque no lo comparta y aunque a veces me cueste mucho. Desde aquí, reitero mi agradecimiento.

En base a la citada entrada, permitanme que hoy les exponga una historia real. Obviamente y lo digo de antemano, nada más lejos de mi intención reabrir viejas heridas, sino todo lo contrario. Pretendo tan solo, sentar un poco de serenidad, aunque debo reconocer que a veces es distinto para el lector sentirse sereno como yo lo estoy ahora mismo. Por ese motivo les rogaría que no se quedasen tan solo con el texto en sí, sino con el mensaje que intento difundir.

La historia en cuestión comienza, ¡cómo no!, durante la Guerra Civil Española. No les daré fechas concretas, pero sí les diré que se ubica en Linares (Jaén). Ojeando un poco cualquier libro de historia podremos comprobar que el territorio mencionado comenzó siendo zona republicana para posteriormente ser ocupada por los nacionales.

“Ana era una mujer joven que pese a su edad ya era madre de cinco hijos y por desgracia viuda. Su esposo, minero, había fallecido de silicosis. Los recursos de Ana, y más aún en aquella época, dejaban mucho que desear y el hecho de sacar a esa prole para adelante era una tarea muy difícil.

Cierto día, como tantos otros, se presentaron en su casa unos hombres con el fin de realizar uno de los innumerables registros que se hacían por aquel entonces. Quizás por un chivatazo o por el azar, el caso es que en un baúl encontraron una escopeta de caza de su difunto marido que era aficionado a la cacería. Ana fue automáticamente detenida y encarcelada pese a que ella alegó que el arma era recuerdo de su esposo, que ella no sabía ni usarla y que qué ocurriría con sus pequeños.

Los niños fueron repartidos por diversos centros. Los dos varones fueron internados en un asilo de ancianos. Tal fue la miseria que pasaron que para cenar rechupeteaban las espinas del pescado que otra persona ya se había comido. La situación fue dramática.

Pasado el tiempo Ana fue puesta en libertad y pudo reunirse nuevamente con sus hijos. Este hecho les marcó para el resto de sus días.

Pasados los años los niños se hicieron hombres y mujeres. Estudiaron, crearon sus familias e hicieron su propia vida. Los varones, que pasaron juntos aquel calvario tomaron diferentes caminos e ideologías. Uno de ellos se autocalificaba liberal moderado (de derechas) y el otro de izquierdas. Cuando se reunían, ya peinando canas, siempre terminaban discutiendo de política y siempre terminaban besándose. Se querían.

Ambos, al igual que sus hermanas, sufrieron en sus propias carnes la injusticia de una guerra que no entendían, los registros, las licencias para tener una simple radio, los degollamientos, los fusilamientos, las palizas, la carcel, robar picón para luego venderselo al piconero robado, ….. las miserias de la guerra.”

Supongo que durante el transcurso de su lectura habrán ido imaginándose, según el lector, quién podría haber hecho algo así a una madre, y a sus hijos, por tener una escopeta de caza en un baúl.

Pues bien, esa es la pregunta ¿quién lo hizo?. 

Ni quiero ni espero respuesta. Ustedes mismos deducirán. 

Unos pensarán que fueron los republicanos y otros que los nacionales. Empezaremos un debate que terminará en discusión y, permitanme la expresión, en nimieces.

¡Qué más dá quién fuera!. Ocurrió algo que nunca debió pasar y la herida ya está, o debería estar cerrada; no hay rencor, no hay venganza, no hay despechos ni despechados, no hay vencedores ni vencidos. Somos una nueva generación. El mejor recuerdo que tengo de ambos es que despues de distucir, se daban un beso de hermanos.

Gracias y buenas noches.

Me cuesta creer…

Vaya por delante mi más sincero reconocimiento al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) por su sensacional “aparato publicitario” y gestor de comunicación. Sin él, estoy seguro de que nunca habría ganado las elecciones. Saben manejar muy bien, en tiempo y forma, las hondonadas para captar el voto fácil. Con sus mensajes alentan ilusiones y temores en aquellos que tienen menos capacidad de discernir qué es verdad o qué no lo es.

Dicho esto, quiero dedicar hoy esta entrada a uno de mis Ministro favoritos, Don José Blanco, Ministro de Fomento.

Una de sus últimas intervenciones no tiene desperdicio alguno…. Como casi siempre. Nuestro insigne Ministro se descolgó con una frase digna de su persona “me cuesta creer que los falangistas puedan sentar a un Juez en el banquillo”, refiriéndose, claro está, al Juez Garzón.

 (Inserto enlace para que no sólo lo puedan leer, sino también escuchar )

  

Blanco: “Me cuesta entender que los falangistas puedan sentar al juez Garzón en el banquillo”

Está claro que en este país no nos cansamos de “remover la mierda”, sobre todo si lo que encontramos nos interesa y hunde más al rival. Aquellos que suelen decir que odian eso de “…..y tú, más”, son los priemeros en usar dicha expresión.

Que yo sepa, insisto, que yo sepa quien pretende sentar en el banquillo al Sr. Garzón no es la Falange, sino el propio Tribunal Supremo, por un presunto delito de prevaricación. Lo que ocurre es que como por aquí, casi todo el monte es orégano, pegue o no pegue, en el culo te pinto un loro. Lanzo la piedra y ya saldrá el sol por donde tenta que salir.

Más claro. Volvemos a las andadas de no querer cerrar una herida que debio estar cerrada hace mucho, pero que mucho tiempo. Interesa que volvamos a tener a las dos Españas enfrentadas, porque así, con la política del “cuidado que viene el lobo”, volverán a ganar las elecciones.

Seguimos empeñados en sacar a relucir la cansina memoria histórica con un único fin; la crispación. Y digo esto porque  hasta la misma Ley de la Memoria Hisórica se hizo solo y exclusivamente en contra del régimen anterior, que no está mal, todo sea dicho, ya que se hicieron cosas muy, pero que muy feas,  pero se le olvidó que en la Guerra Civil Española había dos bandos y ambos, sí, si, ambos hicieron de las suyas…. pero claro, ese es otro tema.

Pues de ese tema les hablaré. Buceando por la red he encontrado una bitácora bastante interesante que dice cosas serias sobre el “otro bando”. La bitácora en cuestión el El blog de Antonio Manuel Barragán Lancharro, joven historiador extremeño que al parecer está dando mucho que hablar.

Las imágenes que inserto a continuación están sacadas de esa bitácora con consentimiento de su propietario según indica en la misma.

Poco más puedo o quiero decir. Por favor, no mezclemos “churras” con “merinas”. Basta ya de crispar el ambiente.

Ambos bandos hicieron de las suyas. A ambos les corresponde pedir perdón.

Ahora, tranquilamente, me sentaré a esperar aquellos comentarios que intenten justificar lo injustificable. Me sentaré a intentar leer algún otro comentario “inteligente” de algún que otro político acerca de quién acusa, quien sienta en el banquillo o quien tiene más o menos razón.