Ensalada de ideas.

soldados dia fiesta nacionalBuenas noches a tod@s.

Con el trancazo que tengo, no sé muy bien como me va a salir la entrada de hoy. Ruegos disculpas de antemano por no prevér que iba a caer y tomarme una couldina a tienpo.

Entre ayer y hoy, con la borrachera de noticias que he ido recibiendo, he decidido hacer una ensaladita bien salpimentada, con su buen aceite de oliva y su poquito de vinagre, ¡ah! y nada de soja que no me hace mucha gracia.

Ayer, celebramos uno de nuestros grandes días, si no el más grande. La Fiesta Nacional. Ningún año me pierdo el desfile por la televisión, me encanta, será que aún sigo rememorando hechos pasados y estoy seguro que todavía echo de menos aquella forma de vida; pero este año me lo perdí. Quedé con un amigo, su hijo y el mío para ir los cuatro a hacer unos kilómetros en bicicleta (por cierto, llegué quemaísimo). A la hora de comer (comimos en su casa) su mujer y la mía nos comentaron lo que le había pasado al Sr. Presidente del Gobierno. He de reconocer, aunque no sea muy ético decirlo, que me alegré. ¡Si  es que se las están dando todas juntas! ¡Olle, y el tio que no se entera! (o no quiere).

Ya por la noche escuché las declaraciones del Sr. Ruiz Gallardón diciéndole que consideraba que ese no era el lugar. Pues mira, esta vez, y creo que es la primera, disiento de Ud., Sr. Gallardón. ¡Claro que era el lugar! – permitánme los lectores un excursus – (imagínense que en el momento que escribo/digo eso, doy un golpe en la mesa). El pueblo español es grande y soberano, y tiene su real derecho de hacer y decir cuanto le parezca donde y cuando quiera.

¿Que era un acto de Estado?, ¿y a quién le importa eso cuando entre parados y mileuristas no llegamos a fin de mes?. Si hay que decirle a ese palyasete (y no es un insulto, es una anáfora, es que me hace mucha gracia. No se ofenda) que dimita pues se le dice y punto.

¿Será que él no sabía que era un acto de Estado hace 5 años cuando estaba en la oposición y ofendió a toda una nación? ¿Es que ya no nos acordamos del plantón a la bandera de los Estados Unidos?. Porque a los norteamericanos diles perros judios que les importa una mierda, pero no ofendas sus símbolos que te comen. Y él lo sabía. Pues tome Sr. Presidente, donde las dan……

Hoy, resulta que lo veo sentado al lado del Presidente de los Estados Unidos diciendo una detrás de otra. Que si llevamos siglos de amistad (qué amistad, la que rompiste????), que si los padres de la patria, bla, bla, bla.

Y ayer a su lado la ineptitud personificada en la Excma. Sra. Ministra de Defensa, si esa que se está cargando el escalafón en las Fuerzas Armadas y vulnerando el principio de antigüedad en pos de un mal entendido favorecer al mejor. Qué diferencia tan grande entre ud., y el Sr. José Bono (si, aunque sea del PSOE, si lo hizo bien hay que reconocérselo). Sra. Ministra, su cargo le viene grande, dirígase a las rebajas y cómprese uno de su talla, que si no la sabe se la digo yo, la XS, que a buen entendedor con pocas palabras bastan.

Eso sí, hoy en Bosnia, con los futbolistas de la Selección Española y comparando a “la roja” con no se qué chorrada. Déjese de hacer política y dé a nuestros soldados y marineros, suboficiales, oficiales y oficiales generales las condiciones, la formación, los medios, el respeto y la honra que se merecen.

Le voy a poner un simple y significativo ejemplo, a ver si me entiende. Cuando un subordinado la salude, cuádrese y devuelvaselo, que a todos nos gusta que nos devuelvan el saludo ¿o no?. Pues ante este insignificante y estúpido ejemplo, tome nota y elévelo una cuantas potencias. Entérese del descontento y la desmotivación y dé soluciones…. si sabe, claro, que lo dudo.

Jo, y esto que estoy resfriado. Un abrazo a todos, gracias y perdón por el toston.

Antonio Martínez.

Anuncios