Mujer.

Antes de nacer ya vivía en tu interior, mujer. Durante nueve meses viví solapado a tí. Me ofreciste el alimento, el resguardo, el calor, el amor, la vida. Tu vida.

Tu sufrimiento y dolor  fueron un trance para mi vida. Me arropaste, me vestiste, me educaste. Comí de tí y olí tu cuerpo. Sentí tus besos y tus caricias mucho antes de tener verdadero conocimiento de ello. Me enseñastes las cosas bonitas de la vida. Siempre supiste aconsejarme y guiarme.

Fuiste mi madre, mi amiga, mi compañera, mi amante, mi esposa. Tu has sido, mujer, la que siempre me has dado tu hombro para llorar. Tus palabras han sido siempre sabias. Tus consejos me han abierto muchas puertas.

Por tí soy el hombre que soy. A ti te lo debo todo.

Tu generosidad ha sido tal que incluso dándome la vida me has dado las vidas que más quiero, mis hijos.

Cómo podré agradecerte todo lo que me has dado sin esperar nada a cambio.

Cómo podré agradecerte que esté siempre en tus pensamientos.

Cómo puedo celebrar tu día si tus días son todos.

Felicidades hoy, mujer. Y mañana, y pasado, y el otro, y el otro, y el otro…… y así hasta el último día de mi vida.

Anuncios

2 comentarios en “Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s