Con el tiempo.

Siguiendo recomendaciones de un amigo  -Salva, gracias-, me he dispuesto a visionar un video que tenía “colgado” en su muro de Facebook. Yo que soy de lágrima fácil, debo reconocer que he estado a un tris del “moqueo”.

El video en cuestión no inventa nada nuevo, no nos dice aquello que desconocíamos, simplemente, nos abre los ojos de aquello que tenemos tan cerca pero que en raras ocasiones somos capaces de reconocer.

Me permito trascribiros el mensaje (aunque se escucha perfectamente) y con posterioridad os pongo el video en cuestión. Sinceramente, creo que es merecedor de “perder” tres minututos de nada en verlo. Espero que lo disfruteis tanto como yo lo he hecho.

Con el tiempo, con el tiempo aprendes que

estar con alguien porque te ofrece un buen futuro,

significa que tarde o temprano querras volver a tu padado.

Con el tiempo, con el tiempo te das cuenta que

casarse, solo porque te estás quedando,

es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos,

sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que se estás al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad,

irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.

Con el tiempo te das cuenta que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero.

Con el tiempo, entiendes que los verdaderos amigos son contados.

Y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas.

Con el tiempo, aprendes que las palabras dichas en un momento de ira,

pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida.

Con el tiempo, aprendes que disculpar cualquiera lo hace,

pero perdonar es solo de almas grandes.

Con el tiempo aprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablamente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano,

tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados.

Con el tiempo, aprendes a construir todos tus caminos en el hoy porque

el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen,

ocasionará que al final no sea como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,

sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar, o pedir perdón,

decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo,

ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.

Pero, desafortunadamente, solo con el tiempo.

Y como hoy es tiempo, te mando muchísimos saludos; para los que ya no estamos juntos.

Por todos los momentos buenos y malos que nos tocó vivir.

Y a todos con los que ahora estoy pasando momentos ideales,

gracias por estar y por ser.

Y recuerda estas palabras:

el hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde.

Justamente cuando, ya no hay tiempo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s