Desde el respeto y sin acritud.

14 de febrero, día de los enamorados.

La verdad es que no creo en este tipo de celebraciones, pero debo reconocer que siempre tiene uno ese gusanillo en la barriga de si me regalarán algo o no.

¡Ea!, pues este año va a ser que sí. He llegado a casa hace un rato y en el portal me he encontrado un panfletillo del PSOE de mi ciudad (San Fernando).

Desgraciadamente, lo que en un primer momento paracía un “regalito”, se ha convertido en algo más. No sé si bueno o malo, pero algo más seguro.

En el documento en cuestión, en la contraportada, aparece lo que podemos calificar como misiva del candidato a los ciudadanos. Señores, no tiene desperdicio. Por ello me permito transcribirles la “cartita”; bueno, transcribir exactamente no, me he limitado a copiar y pegar para no perder el tiempo en “estas cosas”.

En color azul podrán observar la transcripción literal. En negro me he permitido hacer algún comentario que he considerado oportuno.

“Desde San Fernando cantamos al mundo en la voz de Camarón, hicimos la primera constitución de España, los barcos que construimos surcan los mares del mundo, por donde guiamos a los navegantes con nuestro Paralelo, paramos a los franceses de Napoleón, levantamos castillos y fortalezas, declaramos por primera vez la libertad de Expresión, nuestro Observatorio da la hora a toda España, en San Fernando Julio Cesar soñó que dominaría el mundo, un mundo que más tarde utilizó la sal de la Isla, la misma sal que probaron Fenicios, Tartesos, Cartaginenses y Romanos , fuimos capital del Reino, exportamos cultura, sumergimos el primer submarino de España…”

Si hemos sido capaces de todo esto, cómo no vamos a ser capaces de inventarnos nuestro futuro

Los cañaillas han sido capaces de hacer todo eso, efectivamente, pero por favor, no inventen el futuro. No hay mucho que inventar, simplemente hay que trabajar (palabra desconocida para el PSOE) para que los ciudadanos tengamos cubiernas las necesidades básicas. Trabajo, limpieza, seguridad, educación, cultura….. Vamos que no hay mucho que inventar. Por favor, no inventen que la cagan. Seguro.

Te pido tu confianza y tu ayuda.

En 2007 me presenté como Candidato a Alcalde y pese a ser la lista más votada y obteniendo vuestra confianza, PP y PA impidieron que gobernara quien los ciudadanos habían decidido. Desde entonces mi ilusión por conseguir que San Fernando y la Política local sean de otra forma a como la conocemos hoy no ha dejado de crecer.

Ciertamente, en 2007 este Cantidato y su equipo fueron la lista más votada. Ciertamente un pacto impidió que gobernara. Ciertamente lo expresa como reproche. Ciertamente, en Sevilla, entre otras ciudades, pasó lo mismo pero al revés. ¿O es que solo veo la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio?

Te pido que confies en mí y en mi equipo para poder Cambiar esta ciudad. La oportunidad para conseguir que los recursos que tenemos generen, de verdad, empleo, actividad económica y calidad urbana.

Te pido tu confianza para poder Cambiar la Política. La oportunidad para conseguir que te sientas orgulloso de los representantes que eliges. Desde el diálogo permanente, desde la honestidad, la ilusión, la transparencia, la inteligencia, la creatividad, la imaginación, la constancia, el compromiso, la lealtad y la capacidad. Esta ciudad necesita un Gobierno nuevo, distinto, preparado, con otros valores y otra forma de hacer las cosas y entender la Política.

En fin, que pide mi ayuda (entre otras, claro), para cambiar la ciudad, la política. Aunque bien pensado para cambiar, lo que se dice cambiar, de ideas seguro que cambia. En el 2007 propuso que el Centro de Adultos “María Zambrazo” se ubicase en la calle Colegio Naval Sacramento; claro ahora cambia y lo quiere colocar en la Casa de la Cultura. Cambiar para volver a prometer el uso compartido del Hospital Militar; cuando ha tenido la gran oportunidad de hacerlo teniendo a Carme Chacón en Defensa y a Griñan gobernando en Andalucía.

Cambiar como cuando voto no a la consulta popular sobre la ubicación del trayecto del tranvía. ¿O será cambiar para facilitar de una vez el acceso al inexistente Nudo de Tres Caminos?; por cierto proyecto incumplido desde el año 2007, fecha en la que debía haberse iniciado la construcción de dicha infraestructura.

Ah, a lo mejor cambiar quiere decir que por fin va a facilitar la recuperación del suelo militar de los polvorines de Fadricas. O quizás cambiar será facilitar de una puñetera vez el proyecto de acceso a Fadricas I y Fadricas II. Ya, quizás sea eso. Ah, no, calla, que cambiar será lograr que el PSOE vote ahora que sí a las ayudas negadas a San Fernando para fomentar el empleo… O a lo mejor cambiar quiere decir que ahora el PSOE votará que sí al tema de la educación cuando antes votó que no, esto es, el colegio en Ronda del Estero, etc.

Te pido tu ayuda porque el futuro de San Fernando necesita el compromiso de todos los que queremos a esta ciudad. Dentro de unos años, cuando volvamos la vista atrás, diremos que éste fue el momento en que San Fernando recuperó el significado de la palabra esperanza y volvió a creer en sus posibilidades. Te pido que seas parte de este momento y que te unas a todas las personas que queremos a San Fernando.

Dentro de unos años……. Dentro de unos años, como gane las elecciones este candidato, y volvamos la vista atrás, solamente veremos desolación. Llevamos siete con su “jefe” y miren como nos va.

Gracias por tanto. Juntos lo conseguiremos.

De verdad que lo siento Don Fernando, pero no puedo, ni quiero darle mi ayuda. Es más; dentro de mi insignificancia trabajaré para aportar ese ínfimo grano de arena que ojala sirva para desequilibrar la balanza.

Claro está, todo esto lo digo desde el respeto y sin acritud.

Zapatero tiene razón.

Qué verdad tiene el dicho “de sabios es reconocer los errores”. Y no es que quiera parecer pedante asignándome el calificativo de sabio, nada más lejos de mi intención, pobre de mi, ignorante.

Lo único cierto es que cuando debo reconocer en los demás palabras, expresiones o hechos dignos de reconocer; aún sabiendo que quizás ello me perjudique, lo habo y punto.

Hoy, pues, debo reconocer públicamente que el señor Rodriguez Zapatero tiene razón.

Y vosotros, aquellos que me seguis con cierta asiduidad, independientemente de vuestra y mi ideología, independientemente de que esteis o no de acuerdo conmigo, independientemente de que os guste más o menos mi forma de expresarme; vosotros posiblemente os sorprendais al leer que escribo y si pudiera con letras más grandes que, Zapatero tiene razón.

Hoy, el Presidente del Gobierno y máximo dirigente del Partido Socialista, aún sabiendo que con todos los escándalos surgidos últimamente en mi querida Andalucía, ha tenido el valor de presentarse en Sevilla. ¿Quién dijo miedo? ¡Ahí está el tío!, como diría aquel.

El acto ha querido representar el escopetazo de salida de la pre-campaña electoral para las proximas elecciones municipales del 22 de Mayo.

En su exposición ha dicho muchas cosas, pero entre las más significativas os cito esta:

El PP está convencido de que va a ganar las municipales…. pero de calle, sí, se les olvida solo una cuestón. Que a nosotros no se nos olvida ¿eh? Yo la tengo presente cada minuto. A ellos se les olvida que para ganar unas elecciones hay que merecerlo. Hay que merecerlo

Sí, hombre sí, si tiene razón. Más aún diría yo, es que al Partido Popular no se le ha pasado esa idea por la cabeza, porque no le obsesiona merecer ganar. La única obsesión del Partido Popular es trabajar por los ciudadanos, cosa que al Presidente del Gobierno parece que sí se le ha olvidado mientras que “cada minuto” su única obsesión, al parecer, es merecer ganar las elecciones….. Pues lo lleva claro el señor.

A estas alturas de la película se quiere preocupar por merecer ganar las elecciones, cuando durante casi ocho años no se ha preocupado por nosotros…… y si lo ha hecho, su gestión para demostrarlo ha sido pésima y nefasta.

Y todo esto lo dice en Andalucía, cuna y cosecha del Despotismo Socialista. Donde ya estamos cansados de todos sus robacarteras, de sus enchufados, de sus beneplácitos para con los suyos, de sus políticas para incultos, de su menosprecio a nuestra inteligencia.

Con lo fácil que es tenernos contentos. Limpieza en las ciudades, seguridad ciudadana, contar con los ciudadanos, creación de empleo, mejor educación para nuestros hijos, posibilidades de futuro, ocio para la juventud……

Bueno, fácil, lo que se dice fácil no es, lo único que hay que hacer es trabajar por los que les han votado y por los que no. Pero claro, eso no le va al socialismo del PSOE. Es más fácil recurrir a historias pasadas, meter el miedo en el cuerpo y luego decir con la desfachatez con que lo dice que hay que merecer ganar y que lo tiene presente cada minuto. ¡Nos ha jodio!, claro que lo tiene presente cada minuto, como que ve que se le acaba el chollo a el y a sus amigos del PSOE de Andalucía.

Qué cierto es, Zapatero tiene razón.

Ya he pagado.

Erase una vez que se era…….. De esta forma comenzaba mi padre a contarme cuentos en aquellos viajes familiares cuando las horas de coche y el aburrimiento empezaban a hacer mella en mi comportamiento dentro del vehículo.

Pues bien, érase una vez que, por circunstancias familiares, me tocó ejercer de tio y llevar a mi sobrina de 5 años al colegio. Como tantas veces, senté a la pequeña en su silla y le abroché el cinturón de seguridad. Durante el trayecto, como siempre, iba contándome cosas de Princess Beauty, La bella durmiente y las Super nenas.

Al llegar al Colegio, casi a media altura de la calle, avisté a un “cazador”, en su puesto del coto, con una indumentaria apropiada al efecto (azul y amarillo feflectante), vamos como para no verlo.

Aparco el vehículo a varios metro del “puesto” y nada más apearme recibo dos descargas de perdigones que me destrozan la espalda. ¿El motivo? Circular por esa calle en la franja horaria de la entrada de niños al colegio. Hasta ahí, todo bien; me merecía los dos tiros.

Dejé mi permiso de circulación al Agente y llevé a mi sobrinita a la puerta del colegio. Al volver a dirigirme a la mencionada autoridad para recoger la “papeletita” de la sanción, ya tenía una notable cola de vehículos que habían caido por sus descargas. Como no planté cara, tubo a bien sancionarme con la infracción más leve, ¡hombre, gracias!.

Fueron muchas las “piezas cobradas” aquel día. El “puesto de caza” se vio, seguro, bien amortizado. El afán recaudatorio se notó a leguas, eso fue lo indignante. El “cazador” en cuestión se limitaba a cumplir órdenes y las órdenes eran tirar a matar. No dar opciones. No informar de que hacía un par de semanas habían puesto el cartelito de la prohibición y claro, con la inercia del día a día, sabían positivamente que caerían muchas piezas. Así nos vá. Muchos ayuntamientos están escasillos de dinero y sus deudas (51 millones de euros, más o menos) hay que pagarla de alguna forma, las cuentas deben salir.

Hoy he pagado 40.- € gracias a la bonificación del 50%. Ya, el Ayuntamiento, tiene mas cash para gastarlo…… no sé, por ejemplo…… en botica. 

Con el tiempo.

Siguiendo recomendaciones de un amigo  -Salva, gracias-, me he dispuesto a visionar un video que tenía “colgado” en su muro de Facebook. Yo que soy de lágrima fácil, debo reconocer que he estado a un tris del “moqueo”.

El video en cuestión no inventa nada nuevo, no nos dice aquello que desconocíamos, simplemente, nos abre los ojos de aquello que tenemos tan cerca pero que en raras ocasiones somos capaces de reconocer.

Me permito trascribiros el mensaje (aunque se escucha perfectamente) y con posterioridad os pongo el video en cuestión. Sinceramente, creo que es merecedor de “perder” tres minututos de nada en verlo. Espero que lo disfruteis tanto como yo lo he hecho.

Con el tiempo, con el tiempo aprendes que

estar con alguien porque te ofrece un buen futuro,

significa que tarde o temprano querras volver a tu padado.

Con el tiempo, con el tiempo te das cuenta que

casarse, solo porque te estás quedando,

es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso.

Con el tiempo comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos,

sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

Con el tiempo te das cuenta de que se estás al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad,

irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.

Con el tiempo te das cuenta que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero.

Con el tiempo, entiendes que los verdaderos amigos son contados.

Y que el que no lucha por ellos, tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas.

Con el tiempo, aprendes que las palabras dichas en un momento de ira,

pueden seguir lastimando a quien heriste durante toda la vida.

Con el tiempo, aprendes que disculpar cualquiera lo hace,

pero perdonar es solo de almas grandes.

Con el tiempo aprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablamente la amistad jamás volverá a ser igual.

Con el tiempo te das cuenta que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible.

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano,

tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados.

Con el tiempo, aprendes a construir todos tus caminos en el hoy porque

el terreno del mañana es demasiado incierto para hacer planes.

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen,

ocasionará que al final no sea como esperabas.

Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro,

sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar, o pedir perdón,

decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo,

ante una tumba, ya no tiene ningún sentido.

Pero, desafortunadamente, solo con el tiempo.

Y como hoy es tiempo, te mando muchísimos saludos; para los que ya no estamos juntos.

Por todos los momentos buenos y malos que nos tocó vivir.

Y a todos con los que ahora estoy pasando momentos ideales,

gracias por estar y por ser.

Y recuerda estas palabras:

el hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde.

Justamente cuando, ya no hay tiempo