Error

Aunque, como se suele decir, tengo todo el tiempo del mundo, cierto es que parace que el verano me aploma un poco y no me siento demasiado inspirado para escribir. No obstante, me veo en la obligación de hacerlo. Aunque algunos lectores pensarán que “para lo que escribe, mejor que se esté calladito”, sé que son los menos y, además, les diré que sus críticas me aportan más de lo que se imaginan. Siempre hay que sacar algo positivo de aquel que te critica aunque no compartas su parecer y/o sus formas.

Para empezar les diré que cometemos craso error cuando criticamos, yo al menos, que el señor Rodriguez Zapatero tenga talante. Tenerlo, lo tiene. Tiene voluntad, deseo, gusto, manera de ejecutar algo y disposición personal; otra cosa es que su voluntad me parezca nefasta, su deseo egoista, su manera de ejecutar algo deje muchísimo que desear, su disposición personal no esté a la altura de su cargo y su gusto….., bueno, ahí no entro.

Aunque si hablamos de errores, de crasos errores, el actual gobierno, a mi entender, se lleva la palma. 

Si la historia nos demuestra que Melilla es España de forma ininterrumpida desde 1496 (ya ha llovido) y sus límites fronterizos están acordados desde 1860 (tambien ha llovido), craso error del Gobierno que no ha echado lo que tenía que echar ante el Monarca Alauita en defensa de los derechos constitucionales de todos los españoles y de los miembros de nuestros Cuerpos de Seguridad del Estado en la frontera hispanomarroquí.

Coincidirán conmigo que, craso error del Sr. Zapatero a la hora de hacerse la fotito cuando era lider de la oposición.

Craso error no haber visitado Melilla para, aunque fuera simbólicamente, mostrar el apoyo del gobierno y no criticar las acciones y comentarios del activista antiespañolista Mounaim Chaouki, al que por cierto, parece ser que en su día se le negó la nacionalidad española. 

Craso error, insisto, de la política exterior cuando debe defender a su país y cuando, por el contrario, se autoencumbre en adalid de las dictaduras cubana y venezolana ante Europa.

Craso error cuando se le llena a uno la boca diciendo que “bajar los impuestos es de izquierdas” y hace algo más de un mes que han subido los impuestos especiales, el IVA y la tributación al ahorro.

Craso error cuando prometes elevar el salario mínimo interprofesional hasta los 800 € y a falta de año y medio para cumplir esa promesa no sólo lo tiene muy dificil sino que España es el tercer país, por la cola, con el SMI más bajo de la Unión Europea, solo por delante de Grecia y Portugal.

Craso error cuando el Sr. Blanco (Pepiño Blanco para los amigos), ahí es nada, el primero de la clase, ha tenido que desempeñar funciones de Ministro de casi todo, gracias sobre todo, al don de la ubicuidad que posee. No obstante, han debido “pararle los pies”, porque si no la lía.

Craso error cuando entre Ministros y Secretarios de Estado se desmienten y desautorizan; mala imagen. Salgado a Blanco y a Campa, etc.

Craso error cuando siendo Presidente de un Gobierno y estás obligado a negociar en muchísimos temas, te bajas, literalmente, los pantalones y cedes ante cualquier presión con tal de seguir mandando, no gobernando.

Craso error cuando el Presidente de un País preside y no gobierna, craso error.

Parra terminar y como no quiero cometer más errores, mostrar públicamente mi satisfacción por la liberación de los dos cooperantes de Acción Solidaria, los señores Roque Pascual y Albert Vilalta.

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo,

en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.”

Santiago Ramón y Cajal

 

Anuncios

4 comentarios en “Error

  1. Lo dicho en otras ocasiones: eres un crack. ¿Has pensado escribir artículos de opinión en la prensa? Piensatelo.

    Un abrazo mio y un besote de Pepi. (Yo no te doy besos que es mariconeo, jajajaja)

  2. Antonio, cuando escribes: “Aunque algunos lectores pensarán que “para lo que escribe, mejor que se esté calladito”, sé que son los menos y, además, les diré que sus críticas me aportan más de lo que se imaginan”.
    Espero que no te refiera a mi. Creo que siempre he sido claro, honesto y pulcramente educado en todos mis comentarios. ¿Que son diferentes?, pues claro que sí. Si pensaras distinto a mi, te aseguro que no participaría. Ahí están mis opiniones, comentarios y críticas.
    Dos cositas si me lo permites. La primera es que se te nota un poco tus formas losantinas, con lo que pierdes un poco de chispa. No te hace falta emular a nadie, aunque sea inconscientemente.
    La segunda, magnífica elección de la frase de Santiago Ramón y Cajal. Me gustaría, perdona mi atrevimiento, que la releyeras. !Cuánta razón llevaba el premio Nobel!
    Antonio, te lo digo de corazón. Si te incomoda, te distraen, o te molestan mis comentarios, sólo tienes que decírmelo. No quiero estar ni participar donde no me quieren.
    Un abrazo y Salud.

    • Hola amigo Isla Misteriosa, en ningún momento me refiero a tí y menos en tono jocoso o peyorativo. De hecho ojalá todo el mundo participara y opinara con la misma elegancia y educación con la que lo haces tú. El comentario se escribió generalizado, sin pensan en nadie concreto. Además te comentaré que en esta bitácora siempre se han publicado todos los comentarios, excepto aquellos que considero insultantes o vejatorios que, por supuesto, no es tu caso. Espero seguir contanto contigo durante mucho tiempo, máxime sabiendo que nuestras ideas en algunos casos son tan enfrentadas que precisamente por eso aportan, si cabe, más que muchas otras.

      Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s