La educación de mis hijos.

Hace tiempo que por una causa u otra no tengo la posibilidad de escribir en mi bitácora. Lo lamento.

Hoy retomo esta necesidad, escribir, con un tema que me preocupa y no sé muy bien como atacarlo.

Cuando me casé y decidimos tener hijos no encontré por ninguna librería especializada un manual correcto de como ser un buen padre y de cómo dar una, a mi entender, buena educación a mis hijos. Me basé en la experiencia vivida con mis padres.

Cuando hablo de educación quiero referirme tanto a la educación que los padres debemos dar en los hogares. Lo que siempre henos dicho “el saber estar” y a la educación y/o cultura básica que se debe impartir en los Centros de Enseñanza.

Ambas educaciones, si se me permite la expresión, fallan en nuestro país.

Todo el “trabajo” que hacemos los padres con nuestros hijos para que sepan comportarse, sepan estar en público, etc., la mayoría de las veces es una lucha contra corriente, ya que la sociedad les inunda con mensajes directos y subliminales de que lo más “guay”, por ejemplo, es llegar a ser como el “tio” de Gran Hermano, la que se acostó con el otro y ya es famosa y, todos ellos, acaban en un plató de televisión ganando mucho dinero, despotricando, despellejando a los demás y trabajando unas horitas al día.

 En definitiva, los valores que debemos inculcar a nuestros hijos deben ser cada día más ferreos para evitar que caigan en esa tentación. Tentación que por otro lado no es mala, cada cual sabrá lo que hace, solamente que no la queremos para nuestros hijos.

La otra educación, la cultura, el conocimiento; en definitiva el sistema educativo  tambien falla mucho en nuestro país; o más que fallar, ya hemos conseguido hundirla del todo.

En la educación de la cultura y el conocimiento, jugamos todos, Gobiernos (ya sean nacionales, autonómicos o locales), familia, profesores y, por supuesto, ellos, los chavales.

A los gobiernos, parece ser, solo les interesa que las estadísticas cuadren y que no aparezcan “numeros rojos” en el fracaso escolar. Por este motivo se incentivan las llamadas políticas educativas y se regalan ordenadores portátiles, etc. Un ejemplo muy clarito es el supuesto de repetición de curso. Un chaval que se encuentre repitiendo 2º de E.S.O., y esté a punto de tripitir, no lo hará. Simplemente pasará a 3º, por la cara (permitanme la expresión). Eso sí, en un sistema llamado curricular (o algo así). O sea, el creado para que aquellas personas con verdaderos problemas de aprendizaje, pudieran en su día tener opción a estudios de Secundaria. Hoy ese sistema se usa para evitar que las estadísticas sean negativas, crean un pelotón de “los torpes” y meten ahí no a los que verdaderamente tienen problemas, sino a los vagos que no estudian porque no les da la gana; salvo raras excepciones, claro.

Los gobernantes tambien quieren influir en la educación a través de sus ideas políticas; craso error. Pretenden la mayoría de las veces hacer las funciones de los padres y no las del Ministerio de Educación, llamese educación para la ciudadanía o este video tan lucrativo.

El profesorado, se siente la mayoría de las veces impotente ante clases muy pobladas de alumnos que más que estudiar van a clase a pasar el tiempo y a boicotear la asignatura. No obstante, no les quito culpa. El profesor, cansado se excusa muchas veces en que no tiene tiempo para nada. Si tu hijo falla, no esperes que te llame a casa y te lo diga, ese no es su problema. En la “famosa” agenda escolar solo escribes tu las justificaciones de las faltas de asistencia y las solicitudes de tutoría, él no tiene tiempo para escribirte que el niño no estudia, se comporta mal, etc. Para evitar malos comportamientos se limitan a poner partes de conducta y a sancionar…. si me permiten, ya no son aquellos educadores de mi época, son funcionarios que llegan, imparten su clase (si pueden) y se van a casa tan tranquilos. Ellos, tambien fallan.

Los padres fallamos mucho, cierto. Nos relajamos a veces, llegamos cansados del trabajo y no nos apetece discutir y otras, ciertamente, no sabemos como poder encauzar la educación de nuestros hijos.

Los chavales, ¿culpables?, claro que sí. Rotundamente sí. Carecen de los principios básicos, no se dan cuenta que sin cultura no tendrán futuro… aunque toda la culpa no es de ellos (y no los defendo). Los tres estamentos anteriormente citados somos los grandes culpables de su fracaso aunque ellos no quieran hacer nada por aprender.

Por último y como pequeña muestra de que esto no hay quien lo entienda… o al menos yo no lo entiendo, les hago partícipes de una noticia que saltó hace poco a la palestra. La Junta de Andalucía impulsará el árabe como segunda lengua extranjera en la E.S.O.  Un plan Integral que cuenta con un presupuesto de 2.500 millones de euros hasta el año 2013 y que su única pretensión es facilitar la integración del alumnado inmigrante según el III Plan Integral para la Inmigración en Andalucía 2009-2010 (PIPIA).

Y yo, pobre inculto, me pregunto ¿otra asignatura más?, ¿no sería mejor enseñar español a los inmigrantes?, no saben hablar inglés ni francés y queremos enseñar árabe a nuestros hijos, ¿habrá un IV Plan Integral para el chino?, ¿cuántos idiomas deberán aprender nuestros hijos?, ¿saben, nuestros hijos, la historia de España, o su Literatura?….

…. que verdad es que en casa del herrero, cuchara de palo. 

Anuncios

3 comentarios en “La educación de mis hijos.

  1. Hola amigo. No hay duda de que te gusta escribir muy clarito. Comparto tus reflexiones y además considero que llegan en un momento muy oportuno. Desde mi experiencia, primero como educador en colectivos de exclusión social de ámbito juvenil, luego como padre y simultáneamente como impulsor de las AMPAS en San Fernando a nivel de federación, debo de decirte que son cada vez más los elementos externos a los padres los que configuran la forma de ser de los hijos. Ya no se trata de variables de índole económica, sino incluso en la del respeto, la tolerancia y la educación cívica. La gran apuesta de nuestros padres ahora pasa a ser en la segunda generación una auténtica falta en todo su amplitud.
    Gracias por tus reflexiones y no te relajes. Un abrazo.

  2. Lista de asignaturas en la ESO en un par de años, si la las cosas siguen así:

    * Árabe o katakana (optativo)
    * Educación para la ciudadanía (I)
    * Educación para la ciudadanía (II)
    * Educación para la ciudadanía (III)
    * Igualdad (“troncal”, tal como propone Aído)
    * La masturbación y sus múltiples vericuetos
    * Inmigrantes e inmigrantas: Ya somos mogollón
    * La WEB 4.0 (twenty, face-book, hi5, google-talk, msn, hotmail y demás)
    * Sé tu mismo/misma (Gran Hermano, Sálvame delux, la noria)
    * El partido único y sus amistades (Fidel y Hugo)
    * El progresismo y el verdadero artisteo (Bardem, Ana Belén, er Toledo, …)

    ¡Señor, Señor, … llévame pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s