Tópicos.

Soy un hombre de la calle y a mis 46 años y ya, con canas en las sienes, creo que tengo algunas ideas claras y muy bien maduradas; aunque bien es cierto que siempre estoy dispuesto a aprender de aquellos que con ideas distintas a las mías son capaces de demostrarme cosas en las que puedo estar confundido y convencerme de ello. En ese caso, siempre pido disculpas por mis errores de convicción, procuro ponerme en el lugar del otro interlocutor y acepto de buen grado sus proposiciones e incluso las adopto.

Muchos me tildan de charlatán, aunque estoy plenamente convencido de que están confundidos. Lo que sí soy, y lo digo con orgullo, es hablador, que es muy distinto a charlatán. Me gusta tomar un café en compañía de otros y sacar temas a relucir para así explorar un poco qué se opina en “la calle”. Qué opina, opinamos, los ciudadanos de a pie. Estoy convencido de que ese es el mejor barómetro de una sociedad. Reconozco que no hago mucho caso de las estadísticas; si así fuera, y permitanme el chiste, la temperatura ideal serían los 0º grados. Ni frío, ni calor. 

Si ideológicamente tuviera que definirme diría que soy liberal, demócrata, monárquico, respetuoso y libertario. Si políticamente tuviera que decantarme, como he hecho, lo haría por un partido de los llamados de derechas.

Al ser español, me siento orgulloso de mi bandera, mi himno y mi escudo; y siempre que puedo me gusta llevar conmigo algún símbolo que represente a mi país. Igual que los cristianos llevan la cruz, los del Real Madrid el “pin” de su club, etc. Los símbolos son importantes.

Como creo que un número más o menos significativo de la población, a tenor de lo hablado en bares, tiendas, reuniones con amigos, etc., piensa casi como yo, siempre me he preguntado por qué desde 1975 el socialismo y el partido que lo representa gana siempre las elecciones en épocas de bonanza.

Aunque parezca irónico y presuncioso, creo que España es socialista porque es antifranquista. Lo cual, dicho así, en principio, no estaría mal. No olvidemos que nuestros padres y abuelos vivieron la época de la guerra civil y la postguerra, con todas las inclemencias habidas y por haber, con hambre, pobreza….., y claro, todas esas experiencias, nos guste o no, nos han influido en nuestra educación. Sin embargo, despues de la tempestad, siempre aparece el partido de la derecha a sacar las castañas del fuego.

Si, ya sé, muchos se reirán y otros se llevarán las manos a la cabeza; otros puede que incluso ahora mismo me estén insultando. Lo doy por hecho. Puede que incluso me gane algunos enemigos con esta entrada, no me importa. Así solo me demostrarán lo poco democráticos que son; y a esos, mejor tenerlos lejos.

Pero permitanme que me explique que, puede, y digo “puede”, que no diga tonterias…..o a lo peor sí.

El socialismo; el verdadero socialismo de Marx ya no existe. El mundo ha girado de tal forma que, o mucho me equivoco, o sería imposible en el actual entorno socioeconómico mundial una política ideológica basada en el socialismo. Dicho esto, todos los partidos, ya sean de izquierda o de derecha, practian una política de centro basada en un bienestar social, económico y cultural. Eso sí, cada cual con sus matices más o menos diferenciados.

Entonces ¿dónde está el problema? ¿Por qué no nos entendemos?. Seguro que será por esos matices.

Suelo participar en foros y debates. Procuro oir para aprender, pero casi siempre oigo lo mismo. Ser un ciudadano de derechas implica, ser católico, adinerado, empresario, intolerante, etc.,…..mientras que ser un ciudadano de izquierdas implica, ser un trabajador acosado por el empresario, no llegar a fin de mes, necesitar un sobresueldo, preocuparse mucho por el bien social, etc.

Si eres de derechas, no te olvides vestir con chaqueta, corbata y el cabello engominado; por el contrario si eres de izquieras, el pantalón baquero y la chaqueta de pana te va que ni pintado.

Sinceramente les diré, me aburre ese discurso que considero totalmente falso e incorrecto.

 Catalanes y Vascos, aparte de tacaños y cabezotas, deben ser nacionalistas e independentistas porque su historia casi se lo exige. Andaluces, vagos por naturaleza y de izquierdas para que el “señorito” no les explote más. Canarios, relajados por la calidez de su clima y con la eterna duda de si son o no españoles. Gallegos, reacios al principio pero luego amigos para siempre, tambien deben ser nacionalistas…, y así, podríamos seguir con cada comunidad autónoma. Insisto, me aburre.

Vivimos, posiblemente, en uno de los mejores paises del mundo y nuestro peor enemigo, somos nosotros mismos. Espero y deseo que las nuevas generaciones rompan, por fin, esos tópicos que, al menos la mía, creo que no fue capaz de romper.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s