Infanteria de Marina. Recuerdos.

Ni mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, ni mi juventud, veinte años en tierras de Castilla.

Recuerdo mi juventud en la Armada; de hecho, creo que no tengo otro recuerdo. O al menos mejor.

Recuerdo que mi “hola, bienvenido”, fue correr en el patio de armas de la Escuela una larga, muy larga tarde de verano. Recuerdo que al final del “palizón” nos dijeron: “esto es lo que os espera en la Armada, trabajo, sudor y sacrificio”.

Recuerdo que durante el primer año de Escuela tenia prohibido andar; debía ir corriendo a todos sitios. Recuerdo que mi primer año de embarque fue en un Destructor que se movía incluso amarrado en puerto. Recuerdo aquellos chorizos criollos nadando en aceite para cenar y aquellas camas con summier de lona.

Recuerdo las horas de estudio, los días de guardia, las noches en vela.

Recuerdo a los Infantes de Marina, cuando pasaban por delante de la Escuela corriendo con su equipo, cantando canciones al uso y sacando pecho, orgullosos de lo que representaban. Eramos rivales y compañeros. Todos eramos de la Armada.

Pero ellos, los Infantes, pertenecían al Cuero de Infantería de Marina. La más antigua del mundo (1537) y pese a la eterna rivalidad entre “lagartos” y “popeyes”, eramos amigos y compañeros.

El Cuerpo de Infantería de Marina era un Cuerpo Independiente a las órdenes de su Comandante General.

Recuerdo que yo quise ser Infante.

Hoy mantengo a mis amigos y antiguos compañeros de la Infantería de Marina Española. Hoy siguen siendo hombres orgullosos del uniforme que visten, de sus condecoraciones e insignias, de su pantalón de franjas y su traje mimetizado, de sus mangas remangadas en invierno y en verano, de su sacar pecho y de, como dice su himno, por la Patria su sangre derramar….

Pero hoy ya no es aquella Infantería de Marina que conocí, los hombres cambias y los valores se inculcan, pero ya no son aquel Cuerpo independiente. Les han bajado un escalón, les han degradado. En base a una absurda excusa de operatividad, les han supeditado a las órdenes del Almirante de la Flota. No les manda su General, o al menos, no es así como quieren que les manden. No lo querría así Carlos I, no.

Les han quitado su orgullo y su honor, sus caras ya no son las de antes. ¿Por qué no se aplica aquí la memoria histórica?

No obstante, siguen siendo Infantes. señora Ministra de Defensa, aún siendo usted una inepta como ministra de defensa no conseguirá nunca cargarse al Cuerpo de Infantería de Marina. Se lo prometo. 

Seguirán ejecutando el exacto cumplimiento de las órdenes recibidas, seguirán repartidos por todo el mundo cumpliendo con su deber y llevando siempre los colores de nuestra bandera como pabellón, ya sea en  Angola, Mozambique, El Salvador, Guatemala, Yugoslavia, Nicaragua, etc., seguirán sobre todo, siendo Infantes.

Sabed Infantes que, muchos quisieron ser como vosotros, pero solo unos pocos lo consiguieron.

 

 

Anuncios

9 comentarios en “Infanteria de Marina. Recuerdos.

  1. No tardará mucho en aparecer por aquí David babeando …
    Yo es que en “espíritu militar” ´siempre he andado pelín “a lo justo”.
    A mí a estas alturas ya solo se me levanta (o se me eriza) el día de las FAS, cuando desfilan los “legías”, precedidos de su señora cabra o hace lo propio un escuadrón de ucranianas (en mi face-book podéis ver una muestra).
    Por lo demás, veo que quien tuvo, retuvo.
    Olé tus güewes, Antoñico.

  2. Por supuesto que estoy deacuerdo con antoñico, y decir que en estos casos es cuando tienen que mirar y aplicar la memoria histórica, y no cuando a ellos les conviene.
    Se resume en todo lo que has dicho, y hago incapie en la fecha 1537, en fin ayer….., Se lo quieren cargar todo, que sepan que seguiremos siendo pase lo que pase y haga lo que haga ZP,…… ¡¡¡¡VALIENTES POR TIERRA Y POR MAR!!!!!
    Semper fideles

  3. Siempre he tenido la impresión de que el psoe nunca ha tenido en mucha estima al ejercito español tal y como simpre lo hemos conocido. No quieren servidores de la patria, sino serviciales a sus caprichos. Increible, pero cierto. Un saludo Antonio.

  4. David estoy contigo… yo me siento orgulloso de estar en este cuerpo, y es porque he trabajado y me he superado como nadie para poder conseguirlo… no podeis imaginar lo que he tenido que pasar ya que fisicamente yo no era ningun atleta.. pero aqui estoy..
    Y ahora poco a poco quieren tirarnos por tierra… ni de broma… Somos lagartos, y nos adaptamos a todo..

    VALIENTES POR TIERRA Y POR MAR!!!

  5. Querido Antonio,
    Sabes que mi padre ha sido infante, mi hermano y como tu dices “he querido ser infante”, de hecho, yo era el único que llevaba botas de infantería cuando íbamos a la patrulla de tiro.
    Tan sólo decirte, que los infantes seguirán allá donde se les manden, igual que hacíamos nosotros. Te recuerdo que los que monten guardia en en la “ESUBO”, ya no verán a los de la Escuela de Aplicación pasar “rojos como tomates” porque “otros” se la llevaron a mi pueblo, a Cartagena.
    De verdad, en muchos casos llevas razón, pero en este…. Estas son decisiones técnicas que los políticos de a pie no tienen ni idea. Se lo proponen y lo aprueban.
    El COMGEIM que tu dices que le han quitado, de siempre ha estado en Madrid. Yo nunca he estado de acuerdo con ello, porque pocos desembarcos podrán hacer en el Manzanares. Ahora está cerca, muy cerca de sus tropas, que es donde tenía que haber estado siempre.
    Un beso compañero (sin mariconadas)

    • Polilla, antetodo otro beso para ti, amigo.
      Sé que no siempre llevo razón, de hecho me encantan los comentarios que discuten mis entradas; pero creo que no has captado el mensaje de esta. Sé que la fiel Infantería cumplirá con sus obligaciones allá donde sus mandos ordenen. Me dá igual que trasladen un cuartel o escuela a donde quieran, los infantes lo harán bien. La cuestión es que la ministra Chacón en su afán antiespañolista y anti-F.A.S. (de hecho está cargandose a todas las fuerzas armadas de arriba a abajo) “degradó” al COMGEIM, que era un organo-mando independiente, a las órdenes de ALFLOT. Esto, que orgánicamente puede parecer una tontería, lo único que hace es atar las manos de un Cuerpo (el más antiguo del mundo) que no se merece eso. Creo que estarás conmigo. Un abrazo polilla.

  6. Fuí infante de marina por obligación y por más de 40 años viviendo al lado de un acuartelamiento, creo que tengo conocimiento suficiente para dar cátedra. Tiene una dinámica propia, no son mejores que nadie, hay mitos y leyendas más que realidades; borrachos la mayoría de los mandos que podrían coger una escoba para barrer, esta labor los pobres esclavos soldados de segunda han de realizar pues los anillos se le caen a cualquier grado superior. Dentro del uniforme está la persona que no es más valiente que un civil, la propaganda conserva el desazón; en la vida civil hay que inyectar sabia guerrillera para combatir esta crisis y salir airosos, no siendo el culo del mundo. Feliz y felices venideros años nuevos.

  7. Pingback: Los números de 2010 « El día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s