El chiste

Aunque me considero una persona extravertida (si, si, con “a”), con cierto don de gentes y a veces hasta simpático, he de reconocer que no se me da muy bien eso de contar chistes.

Hoy he recibido dos correos electrónicos que me han hecho sonreir y que no quiero dejar pasar. Por ello he decidido ponerlos literalmente en esta entrada de hoy y así, aunque sea por un día, me relajo y dejo de “castigar”.

Por cierto, los correos me los ha mandado mi cuñada, así que a protestar y a quejarse a ella.

Primero.

Un señor que va en coche y se percata de que está perdido, maniobra y pregunta a alguien en lacalle:
– ¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado a las 2:00 con un amigo,llevo media hora de retraso y no sé dónde me encuentro!

– Claro que sí -le contesta- se encuentra usted en un coche, a unos 7 Km.del centro de la ciudad, entre 40 y 42 grados de latitud norte y 58 y 60 de longitud oeste.

–        Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón parece que la culpa es mía.

Es usted ingeniero, ¿verdad? -dice el del coche

Sí señor, lo soy. ¿Cómo lo ha adivinado?

Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es “técnicamente correcto”, pero “prácticamente inútil”: continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.

Usted es del PSOE, ¿verdad? -pregunta el de la calle.

–        En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿cómo lo ha sabido?

–        En efecto -responde orgulloso el del coche- ¿cómo lo ha sabido?
–        Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón parece que la culpa es mía.

Segundo.

zapatero que va por la calle y se encuentra con Jaimito. 
Le dice Zapatero,”Ostras ¿tú eres Jaimito, el de los cuentos?”

Jaimito le contesta: “No, no, el de los cuentos eres tú, yo soy el de los chistes.”

zp por el pleno empleo

Anuncios

4 comentarios en “El chiste

  1. Jajaja… Muy bueno tanto uno como el otro.
    Conviene relajarse de vez en cuando soltando una sonrisa… mejor carcajada, es extraordinariamente bueno para encontrar la calma.
    Un abrazo.

    • Gracias Terly, a mi tambien me hicieron gracia y como creo que no debemos estar siempre tensos creí que sería bueno poner una nota de humor.

      Comprobarás que mi gran amigo Javier, que me conoce muy bien, cree que no debo dedicarme a esto del humor y debería seguir “castigando”. Si lo dice mi amigo, tendrá razón, así que le haré caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s