Los chorizos del PP.

alfonsoguerraDebo, hoy, reconocer que cuando una gracia me la cuentan por segunda vez; ya no tiene tanta gracia. Este es el caso del ultimo detalle del señor Alfonso Guerra, ex-vicepresidente del país.

Si dejamos a un lado su especial ideosincracia, a la que le doy su justo valor, debo reconocer que eso de ser “graciosillo” no le queda nada bien, y menos si nos referimos al tema de este “post”. El chistecito en cuestión ya lo soltó otro “gracioso”, el señor Pepe Blanco en su “blog” hace unos meses y se ganó el calificativo de “payasete”, y ahora, tenemos la repetición, claro que, insisto, repetido no tiene “tanta gracia”.

 La gracia en cuestión ha sido este fin de semana cuando en Asturias, acompañando a toda la jerarquía de su partido se dejó caer con una frase relativa a la cena que sirvió como acto de apertura del curso político el pasado viernes en la Plaza de Toros de Valencia por parte del PP, diciendo que hubo no sólo “mucha butifarra y mucha morcilla”, sino también “algún chorizo”.

Lástima que no sea médico, pues habría que recetar a don Alfonso alguna pastillita, tipo ceregumil, para refrescarle la memoria.

Yo, que en el año 89 era aún veinteañero, recuerdo  que a finales de ese año, el señor Juan Guerra, hermano del entonces vicepresidente, Alfonso Guerra, fue contratado por el PSOE para trabajar en un despacho oficial de la Delegación del Gobierno en Andalucía en calidad de asistente de su hermano. El despacho era utilizado para actividades diferentes a las asignadas, lo que le valió a Juan Guerra ser acusado y juzgado por los delitos de cohecho, fraude fiscal, tráfico de influencias, prevaricación, malversación de fondos y usurpación de funciones. Recordemos que el hermano de don Alfonso, había dejado de ser operario de la empresa Santa Bárbara y vendedor de enclopedias a domicilio para pasar a ser asistente de un vicepresidente. El año 89 fue un buen año de “chorizos”, ¡pero de ibéricos, nada de tonterías!.

Tampoco recordará don Alfonso aquella letrilla carnavalesca, del año 91, del coro “A Venecia del tirón”, que decía más o menos así:

Su hermano tenía un despacho
y los millones bien que atrincaba,
y Alfonso que era tan macho
como asistente lo respaldaba.
Alfonso tenía seis coches
y allá por Roche también chalé,
mujeres a troche y moche,
vaya un derroche, como un marqués.

¿Chorizos en Valencia?, claro y en alguna que otra librería de Sevilla….. vamos digo yo.

Anuncios

Un comentario en “Los chorizos del PP.

  1. los políticos son cada vez más graciosos, la pega es que el congreso de los diputados se parece cada vez más al club de la comedia y el país entero se va asemejando a un auténtico circo
    que les vayan dando a todos mcho por saco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s